Curiosidades Archive

El chocolate no es sólo un dulce muy querido por las personas más golosas, también puede ayudar a prevenir procesos gripales. A esta conclusión han llegado unos científicos japoneses, en un reciente estudio. La investigación responsable de este nuevo descubrimiento, ha demostrado que una buena taza de chocolate en invierno te protege ante la gripe, tanto o más que las vacunas. Los nipones dividieron el experimento en tres ámbitos científicos; comportamiento celular, pruebas en animales y en seres humanos. Los resultados a nivel celular mostraron que el cacao frenó al virus de la gripe en las células del riñón de un perro infectado con el virus de la gripe humana y la gripe aviar, mientras que en los exámenes realizados en animales se pudo comprobar que una dosis [&hellip

Leer más...

Te sientes débil y crees que lo único que puede mejorar tu día es llevar a tu boca un poco de chocolate. O más que eso. Apuesto a que te ha sucedido alguna vez. “¿Por qué pasa?” – te puedes haber preguntado. El chocolate contiene feniletilamina, sustancia con propiedades estimulantes que proporciona bienestar y puede llegar a crear cierta adicción. Pero tranquila/o, la cantidad que contiene no es suficiente para generarla. Son muchas las ocasiones en las que el ser humano utiliza el chocolate a modo de premio, asociándolo a un estímulo positivo. La adicción a él surge más por ella, por ser un alimento prohibido, que por la sustancia mencionada. Por otro lado también contiene triptófano, precursor del neurotransmisor de la felicidad: la serotonina. En momentos premenstruales o [&hellip

Leer más...

El chocolate puede salvar vidas en los momentos más duros. Así lo corrobora esta hermosa historia: Francine, una novelista de origen judío vino al mundo en 1933, justo cuando Adolf Hitler puso en peligro la vida de muchísimas personas. Por aquel entonces, los niños exiliados tenían el privilegio de poder elegir varios objetos dentro de una pequeña bolsa. La madre de nuestra protagonista le dio dos onzas de chocolate por si, en algún momento de esa pesadilla, le faltaban las fuerzas o desfallecía. Estas onzas de chocolate fueron a parar a una compañera de celda embarazada, que estaba a punto de dar a luz y tenía un aspecto físico desagradable por las duras condiciones en las que convivían. Por suerte para Francine, su compañera y su recién nacida [&hellip

Leer más...