Eclairs de chocolate

Por

agosto 23, 2019RecetasSin comentarios

Un producto estrella de la repostería francesa son los eclairs, pasteles que se preparan con la fina masa choux presente también en los profiteroles. Hoy te enseño a preparar eclairs de chocolate caseros, en una receta que pese a ser larga, no es nada compleja. ¡Toma nota y sorprende a tus seres queridos!

Tiempo de preparación: 1 hora y 40 minutos (de cocinado) – 1 hora (de enfriado)
Para: 18-20 eclairs
Dificultad: Fácil

Ingredientes

Para el relleno de chocolate

  • 4 yemas de huevo grandes
  • 75 gr de azúcar
  • 24 gr de maicena
  • 480 ml de leche
  • 200 gr de chocolate con leche (derretido)
  • 35 gr de mantequilla
  • Una pizca de sal

Para la Pâte à Choux (Pasta choux)

  • 240 ml de agua
  • 113 gr de azúcar
  • 5 gr de azúcar
  • 2,5 gr de sal
  • 120 gr de harina
  • 4 huevos grandes

Para el barniz de huevo batido

  • 1 huevo grande
  • 30 ml de agua

Para el ganache de chocolate

  • 130 gr de chocolate para repostería (finamente picado)
  • 90 ml de nata montada
  • 7,5 ml de jarabe de maíz (opcional)

Preparación

Relleno de Chocolate

1. Lleva a un bol las yemas de huevo, el azúcar y la maicena. Bate con paciencia hasta conseguir una textura homogénea y reserva.
2. Hierve la leche a fuego medio y sin parar de remover hasta que rompa a hervir. Vierte poco a poco la mitad de la leche al bol de las claras de huevo para que cojan temperatura y, una vez se haya integrado, vuelca la mezcla de las claras de huevo al cazo. Continúa cocinando y batiendo constantemente hasta conseguir una textura espesa. Retira del fuego y añade el chocolate y la sal. Mezcla con paciencia hasta que se haya integrado, y deja que se enfríe a temperatura ambiente durante 5 o 10 minutos.
3. Transcurrido el tiempo de enfriado, incorpora la mantequilla y remueve hasta conseguir una textura cremosa. Cubre con papel film el relleno de chocolate y deja que se enfríe en la nevera durante 1 o 2 horas (es preferible dejarlo de un día para otro).

Masa o Pasta Choux

1. Precalienta el horno a 190 grados durante 15 minutos. Forra una bandeja de horno con dos láminas de papel vegetal y reserva.
2. En una cazuela, pon a hervir el agua, la mantequilla, el azúcar y la sal. Con una cuchara de madera ve añadiendo la harina poco a poco y deja que se cocine durante 2 o 3 minutos. Una vez cocinado, vierte esta masa a un recipiente y deja que se enfríe durante 5 minutos.
3. Agrega uno a uno los huevos. Cuando se integre a la pasta, añade el siguiente hasta conseguir una masa un tanto pegajosa y firme.

Barniz de huevo batido

1. Añade el huevo y el agua a un recipiente. Bate y reserva.
2. Incorpora la pasta choux a una manga pastelera, y haz unas 8 o 10 tiras de unos 10 cm a lo largo de la bandeja del horno (dejando espacio entre cada una). Puedes pegar un poco de masa en el papel de hornear para que no se mueva durante la cocción.
3. Presiona cada punta de las tiras con las manos húmedas para evitar que se quemen. Baña cada tira con el huevo batido y llévalo al horno durante unos 30 o 35 minutos (o hasta que los eclairs estén hinchados). No es recomendable abrir el horno o, por el contrario, se deshincharán. Pasado el tiempo de horneado, deja que se enfríen a temperatura ambiente durante 10 o 15 minutos.
4. Abre los eclairs por la mitad y pon un poco del relleno el chocolate en cada uno.

Ganache de chocolate

1. En una cazo, pon a hervir la nata montada a fuego lento. Una vez comience a hervir, añade el chocolate picado y remueve con paciencia hasta conseguir una textura cremosa y homogénea. Incorpora el jarabe de maíz y mezcla hasta que se integre. Retira del fuego y deja que repose durante 5 o 10 minutos.
2. Coloca los eclairs rellenos en una rejilla y baña cada uno con una cucharada de ganache por encima. Como ves en las imágenes, puedes acompañar la capa de chocolate con avellana, moras o aquello que se te antoje.
3. ¡Eso sería todo! Deja que se enfríen a temperatura ambiente (o si lo prefieres, en la nevera) hasta el momento de consumirlos. Y no temas dejar alguno para el día siguiente, pues pueden aguantar en la nevera 3 días.

¡Buen provecho!

Responder